¡Diseñamos el sitio web que necesitas!

Cada día tus clientes potenciales visitan decenas de sitios web de todo tipo.
Entre estos sitios web puede haber algunos que son mediocres, pero sin duda hay algunos que son de alta calidad. Y no quieres ofrecer a tus clientes la experiencia menos interesante una vez que entren al sitio web de tu empresa. Al contrario, quieres ofrecerles la mejor imagen de tu empresa, una experiencia de navegación excepcional en cada parte de tu sitio web, quieres ofrecerles una primera impresión inolvidable.
Tres segundos, es todo lo que tienes para captar la atención de tus clientes potenciales cuando entran a tu sitio web. Esto significa que la primera página a la que llegan tus clientes potenciales es la página de inicio, la cual es crucial para retener al cliente y no dejar que se vaya de inmediato hacia tus competidores.
Por eso, debes crear rápidamente este vínculo de confianza con el cliente ofreciéndole una experiencia positiva, es decir, haciéndole ver inmediatamente que eres la solución a su problema o la razón por la que el cliente potencial ha decidido llevar a cabo su investigación.
Una vez establecido este vínculo con el cliente, debe ser muy fácil para esta persona encontrar su camino a través del árbol web de tu sitio al presentar tus productos o servicios mediante un contenido eficaz.
Efectivamente, tu sitio web es el vehículo publicitario por excelencia y su diseño debe respetar la imagen óptima que deseas proyectar de tu empresa en función de tus objetivos comerciales.
Cada detalle cuenta y contamos con excelentes consultores de marketing digital para guiarte en este paso crucial mientras nuestros diseñadores gráficos crean tu maqueta personalizada.

Consigue captar la atención de tus clientes potenciales con un sitio web que genere un impacto positivo en todos los niveles.

Por analogía, en el momento en que entramos a un establecimiento físico con el que no estamos familiarizados. Analizamos un gran número de elementos sin ser conscientes de ello. Observamos la calidad de la atención del personal, observamos la limpieza del local, la disponibilidad y accesibilidad de los productos, la iluminación, etc. Y así nos hacemos una idea general del nivel de confianza que tenemos hacia ese negocio. Esto ocurre de manera muy similar en la web. Los clientes llegan a tu sitio y observan cada detalle, como los colores, la presentación general, los mensajes clave destacados, la accesibilidad de los productos o servicios, la interactividad o la facilidad con la que el cliente puede informarse sobre cada duda que le surja en cada paso de su navegación por tu sitio, la calidad de tu experiencia transmitida ya sea por imágenes, textos, vídeos, comentarios, etc.
Esta es la razón por la que es esencial escuchar tus necesidades para reflejar con tu página web la empresa que has concebido en tu mente y así atraer a la clientela con la que quieres hacer negocios.